EL CUERPO COMO VEHÍCULO DEL ALMA

EL CUERPO COMO VEHÍCULO DEL ALMA

Amor y luz a todos los seres a toda la creación: El cuerpo físico refleja el estado del alma, la limpieza espiritual que se está realizando a nivel espiritual se hace sentir en el cuerpo, en forma de enfermedad sacando  hacia afuera lo que se encuentra dentro,  para que el alma se limpie de todo lo que  acumulo  por tanto tiempo.

La limpieza se realiza a todos los niveles sacando para fuera lo que se encuentra dentro y quedar así limpio de todo residuo que quedó depositado en el alma y qué es necesario limpiar

Las hierbas tienen un efecto depurativo, al depurar sale hacia fuera lo que por mucho tiempo permaneció oculto en el alma y ahora necesitas sacar y conseguir una limpieza profunda en todos los niveles de conciencia.

Sanar el alma para que el cuerpo  sane  es una necesidad, Muchas situaciones quedaron en la más profundo del alma esperando liberarse, lavando sus vestiduras de todas las impurezas consiguiendo así que pueda brillar con todo su esplendor.

El alma es: la creación del padre es una luz imperecedera que  existirá siempre.  El cuerpo perecedero en el que se encuentra experimentando reflejará su estado en el que se encuentra, haciendo que esté aparezca sano o enfermo según sea el estado del alma.

Analiza todo lo que te venga en forma de pensamiento o de sentimiento para conocerte a ti misma y en ese conocimiento poder comprender por qué y para qué están sucediendo las cosas.

 

La limpieza energética que se está realizando a todos los niveles hace que salgan al exterior muchas formas de realizar esa limpieza, aceptándolo como algo necesario por lo que tenías que pasar consiguiendo así que poco a poco tu alma se vaya depurando y limpiando.

 

Conseguir en una depuración a todos los niveles es un trabajo que requiere una gran constancia y una gran fuerza de voluntad, virtudes estás que lleva el alma al conseguir la meta que se propuso conseguir y que será un paso adelante en la evolución, trabaja y espera.

 

El cuerpo experimenta todo lo que el alma siente, es tiempo de renovar