Espiritualidad, la Inocencia Recuperada y Bien Entendida

 

Conectar con el soplo divino, ese alimento de Amor que el Alma entrega a la Materia para darle vida.

Olvidar este principio es perder la inocencia, alimentar la ignorancia. Es estar muertos y esclavizados en una vida de deseos egoístas meramente materiales que jamás llenarán nuestro vacío.

Pero recuerda: Siempre podemos recuperar la ilusión perdida y aprender, de nuevo, cómo SER NIÑOS. Poder  jugar con todas esas oportunidades que el destino nos pone por delante.

Podemos recuperar la sonrisa al acostarnos y levantarnos, dar gracias a ese Ser que te dice: “Sigue adelante”. No pierdas la fe y la esperanza, porque el Creador nunca abandona a ese niño inocente que quiere crecer cogido de su mano.

BÚSCALO – CONÓCELO Y CÓGELO.

Las Flores del Campo es un grupo de mujeres, madres y padres donde la experiencia nos ha demostrado que la responsabilidad de la familia, la salud y todo lo que forma parte de nuestro mundo, no son solo palabras, sino hechos. No es conocimiento si no experiencia. Intentar recuperar esos años perdidos en el tiempo.

Es un camino de retorno donde reconocer nuestras propias sombras, que nos permite seguir existiendo, tener las fuerzas y el coraje de aceptar, y de no permitirnos engañarnos a nosotros mismos.

Es recuperar las memorias de aquellas grandes, y a la vez humildes, Almas: sabios, filósofos, artistas, poetas, matemáticos, científicos… Grandes maestros que entregaron su vida al servicio del pueblo. Huellas que jamás serán borradas a pesar de los años.

 Hombre- Mujer, conócete a ti mismo y aprende a escuchar el corazón de los Niños.

Recuperemos esas nuevas Almas, apostemos por ese nuevo mundo, diferente del que hasta ahora hemos conocido. Esta es esa oportunidad de contribuir, para crear  algo nuevo, donde todos podamos ser grandes  amigos. Así es la inocencia de volver a ser niños.