QUIENES SOMOS Y PORQUE ESTAMOS AQUÍ

 

Mi nombre es Dolores y soy directora del Centro Anacerh, de la empresa Daath 57 S.L Servei. Mis inicios en la Medicina Natural empezaron en el año 1994 en una asociación de reflexología, pero no fue hasta el año 1995 que se inauguró el centro Anacerh y 21 años más tarde se incorporó la empresa Daath 57 el día 1 de octubre 2016

Después de muchas experiencias tanto personales como profesionales, he descubierto que la vida es simplemente una escuela que tarde o temprano nos acercará a todos a ese despertar de conciencia, donde el ser humano descubrirá lo más importante.

Este mundo es un holograma cósmico y estamos conectados como hilos de un Telar que llamamos Naturaleza y que nos sincroniza con unas leyes mucho más sutiles que llamamos Divinas de las que el ser humano se nutre.

La frase de ¿Quiénes somos?, y ¿Por qué estamos aquí?, es la clave de todo ser humano para descubrir y sentir que dentro de uno mismo se encuentra ese interruptor que nos permitirá conectar lo Espiritual con lo Material.

El ser humano a lo largo de su evolución ha de encontrar el camino que le lleve de nuevo a ese equilibrio interior y poder conectar con esa fuente de vida que llamamos amor, valorar lo más fundamental, las buenas relaciones humanas, el respeto y el cuidado de esta madre Naturaleza que nos cuida y nos alimenta, donde el cuerpo es el espejo de ella.

Este ha sido, y será, el sentido de mi propia vida y la del Centro Anacerh, desde que ese día hace ya 27 años me di cuenta de que aquí estaba para algo más que seguir viviendo en la ignorancia. La vida me estaba dando esa oportunidad y gracias a Dios la supe aprovechar, por ello hoy tengo la necesidad y el deber de compartir todos mis conocimientos tanto personales como profesionales, con todos aquellos que busquen este sentido de la vida y se hagan la pregunta ¿Quién soy? y ¿Por qué estoy aquí?

 

ESCRITO DE CANALIZACIONES DEL LIBRO CAMINO DE RETORNO

 

La inmensa mayoría de las veces no nos damos cuenta de que nuestra vida debe tener un sentido.

No estamos aquí por casualidad, no nos ha traído el azar ni un golpe de suerte, ni una desgracia.

Estamos aquí con un propósito para cumplir y es lo que debemos descubrir.

Mientras caminemos de aquí para allá sin esforzarnos en buscar ese propósito, estamos haciendo que nuestra vida carezca de sentido, pues le estamos dando una dirección equivocada. Vivimos por vivir y no vemos que debemos vivir para vivir y hacer.

Cuando ves que vives para vivir y no por vivir, todo empieza a cambiar. Tu vida deja de ser un sinsentido, una casualidad. Comienzas a darte cuenta de que hay algo que debes hacer y que necesitas vivir para realizarlo.

Date prisa en encontrar aquello que te ha traído a la vida. Conócelo y ve cuán importante para ti es hacerlo.

¿Puedes acaso pensar que tiene algún sentido venir aquí sin nada y marcharte sin nada? ¿Y en medio de todo eso qué? ¿Nada?

No puede ser que seamos Nada. Algo somos, alguien somos. Nada no es nada y no podemos estar aquí por nada.

Todos tenemos nuestro sendero, nuestro camino, y debemos recorrerlo. No importa cuánto tardemos porque al final lo acabaremos haciendo. El tiempo que utilicemos para hallarlo y caminar a través de él depende de nosotros y del sufrimiento que queramos aceptar. Si no estás dispuesto a seguir sufriendo, ¿Por qué no empiezas a buscar?

Deja de mirar la tele, no te va a aportar nada. Abre tu ventana y mira hacia el exterior. Ve cuánta gente está perdida en sus propios caminos. ¿Quieres ser uno de ellos o prefieres ayudarles a encontrar también el suyo?

Ahora cierra la ventana y en la quietud y el silencio de tu habitación abre tu puerta interior y busca tu propósito, tu camino, tu trabajo.

Encuéntralo y decídete a caminar.

Sólo así veras que la vida no es un azar. Sólo así descubrirás que el vacío se llena de Amor y Gratitud hacia Dios, hacia ti y hacia todos. Sólo así empezarás a vivir. Sólo así iniciarás tu camino.

Ahora ve y abre la ventana porque el aire nuevo te está esperando.

Referencias: Libro del camino de Retorno de la Asociación Humanitaria Anacerh, y la colaboración de Anna y Juan.

CENTRO DE ENESEÑANZA Y TERAPIAS ANACERH “DAATH 57 SL”

 

El Centro Anacerh empezó su actividad el día 8 de junio 1995 estando su sede en la calle San Agustín número 12 y, después de 3 años de actividad, pasó su sede a la Avd. Prat de la Riba 23 – 25 piso 1º 2ª y 1º 1ª en Tarragona, llevando a cabo una segunda inauguración que fue el día 12 de junio 1998.

Durante 27 años seguimos realizando diferentes actividades dentro de la medicina Natural entre ellas, por destacar, la Reflexología Podal Holística, el Quiromasaje, las Cromoterapia etc…

 

 

Estas son las actividades que todavía se siguen realizando en el Centro Anacerh, pero voy a destacar sobre todo mis experiencias personales, la base más importante relacionada con estas actividades, que ha sido y es la parte humana. Por ello tengo que agradecer a todas aquellas personas que han pasado por el centro Anacerh y las que hoy en día siguen formando parte de él; que han hecho que el centro Anacerh hoy todavía siga teniendo sus puertas abiertas, y seguir ofreciendo a todas aquellas personas que acuden a él todo lo necesario para su formación tanto personal como profesional.

El centro Anacerh, al igual que en la parte de la enseñanza, también ofrece en el apartado de consultas un servicio de formación; donde sobre todo a la persona que viene a pedir ayuda, se le da la información necesaria para su tratamiento, ya sea manual o mecánico, y para entender el porqué de dichos desequilibrios.

Principalmente, se realiza un estudio, si así lo desea la persona, y se le da toda la información necesaria para que comprenda las necesidades de su propio organismo, el porqué de dichos desequilibrios y luego se le determina el tratamiento individual para tratarlo, siempre dentro de la medicina Natural. En estas orientaciones resaltamos sobre todo la importancia de la implicación de la persona en todos los tratamientos pues el personal que pueda efectuar dicha terapia tiene como base que: un buen profesional no es el que solo trata de curar, sino lo más importante, que es educar; dándole a la persona las pautas necesarias que estén orientadas en la mejora de su salud y el equilibrio entre el cuerpo – emociones y mente. Todo ello para que la persona que recibe el tratamiento entienda que su salud dependerá de esa responsabilidad.

Todas las personas que acudan al centro Anacerh ya sea en el apartado de formación o las consultas tendrán como base estos conocimientos; pues si algo tenemos claro los que en él estamos, es que después de haber puesto en práctica en nosotros mismos dichos conocimientos y haber visto las ventajas y mejoras en nuestra salud, es muy crucial compartirlo con los demás, y sobre todo hoy en día, ya que cada vez hay más enfermedades degenerativas e inmunológicas. Estos desequilibrios están afectando también a nuestras relaciones familiares y sociales.

La humanidad está entrando en unos procesos de transformación y es necesario estar abiertos a cómo gestionar dichos cambios, puesto que ignorarlo puede llevarnos a la destrucción de uno mismo y todo lo que uno representa, incluyendo a este planeta que es nuestro medio de vida, el futuro nuestro y el de nuestros hij@s, que son estas nuevas generaciones que hace tiempo están llegando.

Todo profesional orientado en la Salud, y en especial, la medina Natural han de comprender que prevenir es mejor que curar y que la salud  empieza por uno mismo, y por ello, no se puede  dejar exclusivamente en manos de los demás.

El centro Anacerh apuesta por una educación que haga consciente al ser humano de ese conocimiento, donde se aprenda a saber el porqué de estos desequilibrios internos que nos están llevando a tantas enfermedades y que nos repercute en todos los ámbitos tanto familiares como sociales y por supuesto el medio ambiente.  

 

 

 

PORQUE EL NOMBRE ANACERH

 

Las letras de Anacerh forman las palabras Asociación Naturista Cultural de Relaciones Humanas, este nombre surgió de esa ilusión que pusimos algunas personas para llevar a cabo dichas actividades, orientadas en la medicina Natural y las relaciones humanas. Pero por circunstancias de la vida no se pudo llevar a cabo este proyecto Humanitario, por lo tanto, empecé en solitario dicha actividad que pasó a ser una escuela de formación profesional y personal en técnicas Naturales y terapias.

Recuerdo el día que estaba en la recepción del centro de la calle San Agustín, todavía sin inaugurar, cuando me vino a la mente el símbolo de un triángulo con los elementos de la Naturaleza: el Agua, el fuego, la tierra y el aire, después coloque en las tres esquinas del triángulo: arriba un cuarzo blanco, símbolo de los minerales, la estrella como representación del cosmos y por último la luna.

 

Mi nombre es Dolores Padilla Fernández y soy la directora de dicho Centro, donde hoy en día también está incluida la asociación Humanitaria Anacerh. Aunque en aquellos momentos no pudo ser, fue en el año 1999 que, gracias a una querida amiga que me ayudo, se pudo constituir llevando así en paralelo las dos actividades.

Dentro de las actividades humanitarias de la asociación está: ofrecer a las personas que no tienen medios económicos la oportunidad de realizar cursos de formación personal y profesional, además de otros servicios orientados en la medicina natural y el crecimiento personal entre otras actividades, siempre orientadas para mejorar la calidad de vida de los seres humanos orientados en la salud y la formación en la Medicina Natural.

Han pasado ya 27 años como directora del centro Anacerh y he vivido muchas experiencias entre ellas mi formación profesional. La primera fue la Reflexología Podal holística, luego la cromoterapia, la medicina esogética, la medicina China y muchas más. Esta ha sido mi trayectoria profesional, siempre integrada con mis experiencias personales.

Dentro de estas experiencias donde fui integrado lo profesional y personal, apareció en mis primeros comienzos una sabiduría milenaria que, sin yo ser consciente en esos momentos, fue ese guía que me ha acompañado hasta ahora y que me hizo entender que todo está sincronizado y que no hay nada en este mundo que no esté conectado con la Totalidad; esta maravillosa sabiduría fue la Cábala. Gracias a ella he podido experimentar y comprender este Universo, donde todos somos chispas Divinas de una fuente de Luz que nos conecta directamente con el Creador, y donde tarde o temprano a medida que evolucionemos nos daremos cuenta de que, para llegar a esta fuente de vida, ya no será necesario ningún intermediario.

Por lo tanto, el Centro Anacerh también tendrá como base esta sabiduría ancestral, ya que es una herramienta esencial para el conocimiento de uno mismo y la integración del ser humano con el Universo y las Leyes Divinas. La Cábala cada vez se está dando más a conocer como una herramienta fundamental tanto a nivel personal como profesional

 

DOLORES PADILLA FERNÁNDEZ DIRECTORA DEL CENTRO ANACERH

Mi experiencia personal y profesional como directora del centro Anacerh desde hace 27 años me han demostrado, que después de poner en práctica estos conocimientos en todos los ámbitos de mi vida, he podido entender que el valor más preciado no es lo material, sino la salud y las relaciones Humanas; que el ser humano es algo más que un instinto animal que sobrevive a través y exclusivamente de esa emoción que conocemos como miedo.

Este largo camino me llevó a darme cuenta de que había algo más que lo que, hasta ahora, había conocido de este mundo.

En estos momentos de mi vida puedo asegurar que dentro de uno mismo hay una fuente de luz, un alimento que nutre el Alma y nos dará la Paz.  Una luz que nos guiara dándonos la fuerza necesaria para seguir hacia adelante en momentos de oscuridad y de vacío existencial.

 

Son muchas las experiencias profesionales, ya sea en el apartado de la enseñanza como en el de las terapias, pero recuerdo una de las primeras experiencias hace ya más de 25 años; recuerdo a un joven que acudió a mi consulta por motivos de desequilibrios emocionales que le impedían llevar a cabo su vida actual y que le repercutía en sus funciones intestinales, ocasionándole lo que hoy se conoce como colon irritable.

Después de unos meses de venir a las consultas, recuerdo el día que se presentó en una de ellas y me comento una experiencia que, para él, fue extraña y no entendía. Me explicó que se levantó a las 3 de la madrugada, cogió un lápiz y empezó a escribir sin ser consciente de lo que en él se decía.

En ese papel escrito en lápiz había un mensaje que supe más tarde que iba dirigido a mí y todavía conservo. Cuando supe lo que en él había escrito, fue para mí una experiencia muy especial, pues fue la primera vez que supe que dentro de uno mismo había una voz interior que nos guía y que se conecta al cuerpo a través del Alma. Fue la primera canalización de escritura automática que me llegó, y poco después empezaron a llegar muchas más canalizaciones, entre ellas las de mi amiga del Alma.

 

 

EXPERIENCIA DE DOLORES EN EL CENTRO ANACERH

 

Creo ver una luz de esperanza cuando veo a mi espíritu crecer sobre la sombra del miedo, éste cada vez se hará más pequeño hasta resultar ridículo frente a la grandeza de mi interior”

Mi lápiz no es sino el instrumento que utiliza mi mente para ensalzar mi espíritu

Mi única meta es ser un adicto a esa droga llamada felicidad”

Qué terrible es vivir con miedo, éste nos hace ser sensatos.

Qué terrible es vivir con miedo, éste nos hace odiar la vida. Qué terrible es vivir con miedo, éste nos niega la libertad. Qué terrible es vivir con miedo, éste nos hace tener miedo.

Ojalá algún día deje de tener miedo, quizás pero, ese día deje de ser humano, ya que todo el mundo teme algo, aunque sólo tema tener miedo.

Tú eres el cajón que contiene la solución a tus problemas. Pero recuerda que quizás necesites ayuda para encontrarla en tu desordenado espíritu

Surgió de lo que tu me enseñaste.

 

MIS EXPERIENCIAS FAMILIARES Y PERSONALES CON LOS NIÑ@S

 

Después de todos estos años de aprendizaje, lo que más puedo destacar es el momento que descubrí que en esta vida había venido a algo más que seguir sobreviviendo y la importancia de conocerme a mí misma, empezando por mi propio cuerpo y lo que este representa dentro de las leyes de la Naturaleza.

Este aprendizaje me permitió conocer las necesidades fundamentales de un organismo que tiene conciencia y que nos está reclamando responsabilidad, ya que le estamos llevando a un gran desequilibrio. Hoy en día vivimos en una gran ignorancia, puesto que no se tiene en cuenta la importancia de la salud, las relaciones Humanas y el medio ambiente, deberíamos invertir medios, ya sea económicos o de formación para esta educación tan necesaria. En estos momentos estamos viendo que estos desequilibrios están repercutiendo en muchos aspectos de nuestra vida, en especial en los niñ@s y la juventud; a quienes ya vemos que les están afectando tanto a nivel mental como emocional, llevándoles a actitudes muchas veces difíciles de controlar.

Hablo de ese vacío afectivo e Espiritual y de que hoy en día, en esta sociedad materialista, cada vez hay más carencias. Poco se habla de este alimento del alma, y su ausencia cada día nos está afectando más y más; llevándonos a conflictos con uno mismo, y, por lo tanto, en las relaciones tanto familiares como sociales.

 Mucho se desconoce de este alimento del alma que tanto nos afecta a nuestras relaciones humanas, sobre todo las familiares. Después de mi experiencia personal donde pasé por muchos desequilibrios emocionales que estaban, en ese tiempo, afectando a mi salud y sobre todo a mis relaciones familiares, puedo entender, ahora mucho más a esas personas que hoy en día lo están padeciendo.

Las herramientas basadas en la medicina Natural sobre todo la reflexología podal holística, como la sabiduría de la Cábala entre otras, han sido muy importantes para entender el porqué de mis propios desequilibrios y el cómo poder solucionarlos.  

Todos podremos tener esa oportunidad de saber integrar estas fuerzas, tanto físicas como sutiles, en el día a día de nuestra vida y llevar a la acción este proceso de cambio y transformación pudiendo de esta manera compartir con los demás todo lo bueno que llevamos dentro, en especial con estas nuevas generaciones

Muchas son las experiencias, pero una de la más relevante es la oportunidad que este aprendizaje me dio para ayudar a mis propios hij@s y en especial a David que nació con síndrome de TDA.

 

 

Recuerdo el día en el que por primera vez nos dijeron: vuestro hijo tiene un problema de Autismo. En esos momentos tu vida cambia por completo y tu única meta es ayudar a tu hijo y así lo hicimos durante un tiempo buscando profesionales dedicados a este fin, a los que les tengo un gran respeto.

Pero un día, sin yo apenas darme cuenta, se cruzó en mi camino la medicina Natural y en concreto un taller de reflexología Podal y ahí empezó el hilo que poco después me llevo a comprender y entender por qué mi hijo había nacido así.

Todo comenzó con unas sabias palabras de un gran maestro, Peter Mandel, que conocí hace ya 25 años, y dijo en uno de sus cursos la siguiente frase: «Cuando trates a un niñ@ trata la madre». Esta fue la luz que me quito la venda de mi ignorancia y me despertó una fuerza interior que me hizo ser consciente de mi responsabilidad como mujer y madre, para encontrar y dar a mis hij@s todo lo que bueno que esta escuela de la vida nos puede ofrecer y que yo misma en esos momentos desconocía. Unos años después supe que este profesor también era Cabalista

Los dos hemos hecho un largo camino, donde tuve que enfrentarme a mis grandes vacíos emocionales que me habían llevado con 14 años a una anorexia y después a una bulimia de más de 20 años, una enfermedad que en aquellos tiempos todavía apenas se conocía. Ha sido un camino de cumbres y valles, pero esa fuerza de ese ser interior que me guiaba me daba el valor de seguir a pesar de las dificultades. Con esta fuerza pude conseguir superarme a mí misma, pudiendo así ayudar a mi hijo.

Por ello si El Creador y la escuela de la vida me han dado a mí esa oportunidad, espero poder ofrecer a todos aquellos que lo necesiten, la base fundamental de esa educación, que desde la cuna todos deberíamos aprender; empezando por conocer y respetar a nuestro propio cuerpo ofreciéndole todo lo necesario para llevar a cabo lo más importante, que es conectar con esa fuente de Luz y esencia de vida, de la que el cuerpo en conexión con el Alma también se nutre, permitiéndole de esta manera tener todo lo necesario para su equilibrio.

Quiero incluir en esta pequeña biografía personal y profesional a mi querida familia, como a mis queridos padres Prudencio e Isabel, que le dieron la oportunidad a mi alma de poder venir a este mundo y me ayudaron a nacer;  al padre de mis hij@s, y como no a mis hijos Elizabeth y David que son el Amor de mi vida.

Ya para terminar, no puedo dejar de recordar a todas esas madres y padres, incluyendo a mi propia familia que me han dado la oportunidad de vivir muchas experiencias relacionadas con estas nuevas generaciones, niñ@s que hace ya tiempo llegaron al Centro Anacerh y a mi vida.

 

Esta es la portada de un libro que estoy escribiendo, y que espero dar a conocer. En él explico las experiencias que hemos llevado a cabo algunas familias para poder ayudar a nuestros propios hij@s.

Este trabajo nos está permitiendo a tod@s entender como poder ayudar a nuestros hij@s o niet@s en sus desequilibrios, donde muchos de ellos son diagnosticados: déficit de atención, enfermedades inmunológicas, entre otras.

Estas experiencias nos han dado la oportunidad de ayudarles y darles la educación necesaria para que tengan la base fundamental para su desarrollo tanto a nivel mental, emocional y espiritual, donde se tenga en cuenta los valores humanos y el respeto a todo aquello que nos rodea como es la Madre Tierra.  

 

Estos niñ@s me llevaron a ese libro que habla del árbol de la vida, que esconde grandes secretos de sabiduría y que se conoce hoy en día como la Cábala, lo cual significa recibir. Estas experiencias que hemos tenido con niñ@s, han sido a través de unos dibujos que ellos mismos me entregaron y que esconden símbolos milenarios, que hoy en día están escritos en libros sagrados.

Con estas experiencias me convertí en un buscador del porqué de estos mensajes de estos niñ@s, una aventura que me transporto a ese mundo del pasado que llamamos la historia, donde descubrir que España “Sefarad”, fue la cuna que vio de nuevo nacer esta sabiduría de la Cábala, a finales del siglo XIII, a través de Moisés de León.

Esta sabiduría está sacada de un libro llamado Zohar que significa Esplendor, y hoy se conoce como Cábala. Fue escrito en el siglo II por Rabi Simon Bar Yojai, en Galilea, ocultándose hasta que volvió a surgir de nuevo, entrando en España por Gerona “Cataluña”, y por medio de Rabino Rambam  hasta que llego a las manos de Moisés de León de la Corona de Castilla siglo XII-XIII quien la dio a conocer de nuevo después de tantos siglos. Deberíamos preguntarnos, ¿por qué España dio a luz esta sabiduría?

 

Actualmente, hay muchas escuelas y personas que están llevando a cabo la difusión de la Cábala para que pueda llegar a todos aquellos que buscan ese alimento del alma, que nos conecte con la fuente de la Vida; y  también poder ayudar a que estas nuevas generaciones para que puedan construir un Mundo mucho mejor que el que nosotros hasta ahora hemos conocido

Desde el centro Anacerh apostamos por este nuevo Mundo y la implicación de aquellos seres humanos que sientan la importancia de esta responsabilidad. Ha llegado el momento de este cambio de Conciencia y gran despertar, donde la Medicina Natural será una de las bases necesarias para acceder a estas leyes Naturales en conexión con las Divinas, donde nuestro cuerpo es el espejo de ellas.

 

EXPERIENCIA DE UNA MADRE CON SU  HIJO CON SÍNDROME DE TDAH

 

Quiero compartir en estos momentos, una de las tantas experiencias que han pasado por el Centro Anacerh y mi vida personal. Os voy a hablar de Pau un niño de 6 a 7 años, diagnosticado con síndrome de TDAH y que su madre compartió conmigo. 

Ese día me llamó la madre para contarme una experiencia que había tenido con su hijo Pau al salir del colegio. Ese día, como cualquier otro, fue a recogerlo, y dándole la mano Pau empezó hablar con ella. En aquel momento, le llamó mucho la atención sus palabras y quiso compartirlas conmigo: “Mamá yo siempre tengo calor, pero que sepas que el calor es fuego, el fuego es Luz y la Luz es Vida, la Vida es Esperanza y la Esperanza es Fuerza.”

Unas sabias palabras que ocultan el verdadero tesoro que estos niñ@s llevan dentro de su Alma, y que nosotros los adultos deberíamos de escuchar y comprender.