UN DIA PARA CELEBRAR LEONARDO DA VINCI

UN  DÍA PARA RECORDAR Y CELEBRAR LEONARDO  DA VINIC    DÍA 12 DE JUNIO 2019

Dicen que el Alma no muere y se comunica a través de los sueños, ¿será por ese motivo que llegaron al Centro Anacerh, los números 2 – 5 – 3 a través de un sueño y que estaba relacionados con la fecha de su fallecimiento, nos quiera decir Algo?

Quizás nos quiera revelar secretos escondidos en el tiempo, que a pesar de los años todavía continúan existiendo en el corazón del ser humano y en especial, de estos niños que ahora están llegando.

 

Sentir el Alma del artista, es experimentar esas sensaciones que van más allá de la lógica o la razón, algo que nos hace despertar y entender que la Naturaleza, el Ser humano y el Universo en sí mismo representa la Unidad de Todo lo creado.

Han pasado por la Historia grandes Maestros, que dejaron sus huellas en muchas Obras, civilizaciones ya desaparecidas que hoy por hoy, todavía las estamos descubriendo.  Quizás sea esa necesidad del hombre de CONOCERSE A SI MISMO, descubrir de donde viene y hacia donde va.

Es por ello que hoy 12 de Junio, desde el Centro Anacerh queremos recordar y conmemorar a este gran Ser que nos dejó en sus Obras reflejadas la sabiduría de su Alma LEONARDO

Obras que aún hoy, siguen ofreciéndonos esos secretos ocultos dentro de ellas.

Dicen que fue su abuela paterna, Lucia la que probablemente lo inició en las artes.

Entre todas sus obras podemos destacar tres de ellas el Hombre de Vitruvio, La Ultima Cena y San Juan Bautista. Porque estas tres, simplemente porque representa para el centro Anacerh, valores esenciales del ser Humano.

El Hombre Vitruvio, su famoso dibujo acompañado de notas anatómicas, representa una figura masculina desnuda en dos posiciones sobreimpresas de brazos y piernas e inscrita en una circunferencia y un cuadrado.

Se trata de un estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano, realizado a partir de los textos de arquitectura de Vitruvio, arquitecto de la antigua Roma, del cual el dibujo toma su nombre.

Vitruvio fue arquitecto de Julio César durante su juventud, su única obra conocida, la basílica de Fanum que significa lugar sagrado, fue construida durante el gobierno del emperador Augusto, al final del primer siglo de nuestra era en Italia. Se denomina período alejandrino por Alejandro Magno fue una  época donde se formaron y conocieron grandes maestros de las historia de diferentes culturas, donde compartieron sus saber y se consiguió grandes descubrimientos.

Leonardo como artista, pronto fue un maestro de la anatomía topográfica, realizando numerosos estudios, realizó uno de los primeros dibujos de un feto dentro del útero,

Del hombre Vitruvio Podemos destacar el estudio del punto central del cuerpo humano, el ombligo, si se coloca un hombre boca arriba, con las manos y los pies estirados, situando el centro del compás en su ombligo y trazando una circunferencia, esta tocaría la punta de ambas manos y los dedos de los pies.

La figura circular trazada sobre el cuerpo humano nos posibilita el lograr también un cuadrado: si se mide desde la planta de los pies hasta la coronilla, la medida resultante será la misma que se da entre las puntas de los dedos con los brazos extendidos.

La Ultima Cena, símbolo de un final y de un principio que esconde muchos secretos que hasta hoy, todavía se siguen descifrando, como el Pan y el Vino alimento del cuerpo y el Alma, la representación de la pascua, donde las familias y amigos se reúnen para disfrutar de ese alimento del Alma, que encienda la chispa de luz que todos llevamos dentro.

Después de la última cena la ceremonia de lavar los pies, en memoria de la lección de humildad que dio Jesucristo a los apóstoles lavándoles los pies.

También podemos destacar su influencia al humanismo del Renacimiento, a través del David de Donatello, donde podemos ver en particular de Leonardo, su San Juan Bautista.

Representa a Juan el Bautista en la soledad del desierto. Puede ser que haya escogido retratar al santo en el momento de bautizar a Jesucristo, en el que el Espíritu Santo desciende sobre Jesús en forma de paloma. La expresión del rostro, lánguida y ambigua, es típica de las últimas obras de Leonardo.

La mirada misteriosa pues muestra la embriaguez de amor; el índice señala hacia el cielo, pues el Amor solo se completa en Dios, según enseña Platón.

UNA FECHA PARA NO OLVIDAR Y CELEBRAR SUS 500 ANIVERSARIO DE LEONARDO