EL CUIDADO DEL CUERPO

LA SANGRE ES LA SAVIA POR DÓNDE CIRCULA LA VIDA

 

 

Sentir en cada latido de vuestro Corazón la fuerza creadora, la sangre es la savia por dónde circula la vida, las venas y las  arterias son los canales. Esos canales han de permanecer libres de impurezas, sanos, limpios para que su fluido vital no encuentre obstáculos a su paso y pueda circular libremente.

El cuidado del cuerpo es uno de los retos más importantes que el hombre tiene, mantener un cuerpo sano le dará libertad y podrá realizar con eficacia los trabajos a los que se comprometió.

Amad vuestro cuerpo bendecir vuestras manos que crean, acarician y sana. Vuestros pies que caminan por los caminos escogidos, vuestros ojos que ven las grandes bellezas que existen por todos lados.

Deteneos a mirar haced una parada para contemplar, deteniendo la mirada en las miles de cosas grandes o pequeñas que están a vuestro alrededor y al contemplarlas sentir en vuestro interior la Mano Creadora del el amor que lo ha hecho posible.

Parar por un momento cualquier actividad para agradecer, para valorar, para sentir, amados en la luz nuestros caminos se llenan de vida y amor al paso sereno de vuestros pies, dejar en cada uno de ellos pues vuestras luz.