SOMOS DUEÑOS DE NUESTRO DESTINO

 

 

La luz del entendimiento hace al hombre libre del miedo y la incertidumbre, creyéndose solo en un camino impuesto al que no puede eludir.

El Conocimiento hace al hombre libre sabiéndose dueño de su propio destino y único responsable de sus actuaciones.

La libertad de pensamiento da alas al Alma y claridad para ver.

                                                                                                                                                                   ARIEL